Emprendedor Responsabilidad Limitada

EL EMPRENDEDOR DE RESPONSABILIDAD LIMITADA

Con motivo de la nueva y polémica ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, surge la figura jurídica del emprendedor de responsabilidad limitada, y con ella, la facultada de estos de liberar de la responsabilidad universal su vivienda habitual. Se intenta minimizar con esta creación jurídica, los futuros riesgos del empresario individual ( autónomo) en el ejercicio de su actividad económica, dando respuesta a la petición de limitación de responsabilidad que este colectivo había demandado históricamente.

Por tanto, el concepto jurídico de responsabilidad universal, recogido en nuestra legislación civil, por la cual el empresario individual o autónomo, respondía con todos sus bienes, presentes y futuros frente a las deudas y responsabilidades contraídas con terceros en el ejercicio de su actividad económica, se ve limitando, permitiendo que bajo ciertas circunstancias, la vivienda habitual del empresario individual, quede fuera de este concepto de responsabilidad universal.

Sin embargo, para la posible aplicación de esta facultad, es necesario el cumplimiento de requisitos previos a la declaración de deuda, que son los siguientes:

 

  • Las deudas contraídas deben ser exclusivamente fruto del ejercicio de la actividad económica, productiva o profesional.
  • No podrá existir fraude o negligencia en el cumplimiento de las obligaciones fiscales , laborales y jurídicas del autónomo.
  • El ERL deberá inscribirse en el Registro Mercantil, donde tenga su domicilio, y la vivienda debe estar inscrita en el correspondiente Registro de la Propiedad como desvinculada por un ERL.
  • En toda la documentación profesional ( albaranes, facturas, pedidos, presupuestos,…) de sebe hacer constar que se eta acogido a la figura de Emprendedor de Responsabilidad Limitada
  • Se deben presentar y depositar, y en su caso auditar, las cuentas anuales en el Registro Mercantil correspondiente, tal y como lo hacen las sociedades mercantiles y otras entidades. El incumplimiento de este requisito supondrá la privación del derecho de protección especial de la vivienda habitual, si bien la subsanación del referido incumplimiento restablecerá la pérdida.

 

Respecto a la vivienda habitual, objeto de esta protección especial, puede ser propia o común, y no debe tener un valor superior a 300.000 € (para poblaciones superiores a un millón de habitantes 450.000 €) y además no puede estar afecta a la actividad económica realizada por el propio emprendedor.

Aun así existen tres casos en los que no opera la figura del emprendedor de responsabilidad limitada:

 

  • En las deudas contraídas con Hacienda o la Seguridad Social
  • Tampoco es válida para las deudas contraídas con anterioridad a la inscripción del emprendedor en el Registro
  • En el caso en el que, entre la notificación de la primera diligencia de embargo del bien y la realización material del procedimiento de enajenación del mismo bien, medie un plazo mínimo de dos años.

 

En definitiva estamos ante una nueva forma de relanzar el emprendimiento mediante la nueva forma jurídica del emprendedor de responsabilidad limitada, una nueve figura con ventajas e inconvenientes y que si optamos por ella debemos de cuidarnos mucho de cumplir los requisitos legales y atender a que no nos encontremos dentro de uno de los supuestos de exclusión.

×
¿Necesitas ayuda?

Nosotros te llamamos. Deja aquí tu teléfono y dinos cuándo

Iniciar