Tipo reducido impuesto sociedades

EL TIPO IMPOSITIVO DEL IMPUESTO DE SOCIEDADES

El IMPUESTO DE SOCIEDADES grava el beneficio que obtienen las entidades con personalidad jurídica (SL, SA, asociaciones, fundaciones…) que residen en territorio español. El impuesto es anual por lo que grava la renta obtenida en un ejercicio fiscal. Más que en el hecho imponible y la base imponible del impuesto, vamos a centrarnos en el tipo impositivo por el que se grava el mencionado beneficio, y que ha sufrido importantes modificaciones en los últimos años.

El tipo impositivo es siempre un porcentaje que se aplica sobre el beneficio, si hay pérdidas no se aplica:

 

Tipo impositivo general:

El tipo impositivo general es el 30%

Para PYMES que facturen menos de 10 millones de euros, el tipo impositivo será:

Por la base imponible comprendida entre 0 y 300.000 euros, al tipo 25%.

Por la parte de la base imponible restante, al tipo general del 30%.

 

Tipo impositivo especial para el año 2012 y 2013

 Las entidades cuyo importe neto de la cifra de negocios habida en dichos periodos sea inferior a 5 millones de euros, su plantilla media en los mismos sea inferior a 25 empleados y mantengan o creen empleo ( y la plantilla media no sea inferior a la unidad), tributarán con arreglo a la siguiente escala:

Por la base imponible comprendida entre 0 y 300.000 euros, al tipo 20%.

Por la parte de la base imponible restante, al tipo del 25%.

 

Nuevo tipo excepcional para nuevas SL para 2013

El artículo 7 del Real Decreto-Ley 4/2013 introduce, con efectos para períodos impositivos que se inicien a partir de 1 de enero de 2013, la Disposición Adicional Decimonovena del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades , que aprueba un tipo de gravamen reducido para las entidades de nueva creación, constituidas a partir de 1 de enero de 2013, que realicen actividades económicas. Estas entidades tributarán, en el primer período impositivo en que la base imponible resulte positiva y en el siguiente, con arreglo a la siguiente escala:

Por la base imponible comprendida entre 0 y 300.000 euros, al tipo 15%.

Por la parte de la base imponible restante, al tipo del 20%.

 

No se entenderá iniciada una actividad económica, a los efectos de lo previsto en esta disposición:

·         Cuando la actividad económica hubiera sido realizada con carácter previo por otras personas o entidades vinculadas y transmitida, por cualquier título jurídico, a la entidad de nueva creación.

·         Cuando la actividad económica hubiera sido ejercida, durante el año anterior a la constitución de la entidad, por una persona física que ostente una participación, directa o indirecta, en el capital o en los fondos propios de la entidad de nueva creación superior al 50%.

 

×
¿Necesitas ayuda?

Nosotros te llamamos. Deja aquí tu teléfono y dinos cuándo

Iniciar